Entrevista Diario de Avisos: LUCHANDO POR EL RECONOCIMIENTO DE LA ESPECIALIDAD DE ORTODONCIA EN ESPAÑA

Quisiera aclarar o “matizar” algunas cuestiones en relación a la entrevista que concedí el pasado mes de julio en el periódico Diario de Avisos, en vista de que por parte de ciertas personas se me está coaccionando para que yo diga o deje de decir lo que a algunos dentistas les conviene, y no lo que realmente conviene para la salud de nuestros pacientes, porque de eso se trata… de SALUD. A los pocos dentistas que tenemos el valor de decir abiertamente las cosas sin temor a represalias a veces se nos trata de acobardar, pero se debe perder el miedo y decir las cosas como son, alto y claro.

Se me dice que doy “información errónea” en la última pregunta de la entrevista. No es información errónea, pero sí me gustaría matizar ciertas cosas. En primer lugar quiero que quede claro que yo estoy en todo mi derecho de expresar abiertamente mi opinión en relación a un tema concreto que conozco bastante bien… y esa opinión, les guste o no a determinadas personas, debe ser respetada (al igual que yo respeto otras opiniones de otras personas, aunque no las comparta). En segundo lugar quiero resaltar que el objetivo principal de mi entrevista era mostrar mi preocupación por el elevado número de retratamientos de Ortodoncia que realizo en la actualidad, y en ningún momento pretendía generar polémica, pero sí alertar a la población… porque la realización de tantos tratamientos de Ortodoncia a lo largo de la vida (en algunos casos hasta 4 ó más) puede ocasionar reabsorciones severas de las raíces de los dientes (es decir, acortamiento de las raíces, con incluso eventual pérdida de algunos dientes), recesiones gingivales, trastornos de la articulación temporo-mandibular, rechinamiento y/o apretamiento dental por acabados ortodóncicos incorrectos, incluyendo así abrasiones dentales, abfracciones, etc. Por no mencionar el trauma psicológico que supone para la mayoría de los pacientes el tener que volver a llevar ortodoncia y encima tener que pagar por ella otra vez.

¿Por qué se me dice que doy información “errónea”? Porque dije abiertamente que “no todos los dentistas están capacitados para realizar tratamientos de Ortodoncia”, y para mí eso es absolutamente cierto y mantengo lo dicho. Creo que es mi deber como Ortodoncista transmitir a la población los estudios que necesita un Licenciado en Odontología para tener la capacidad (en cuanto a “conocimientos, habilidad y experiencia”, a eso me refiero) para realizar de forma correcta tratamientos de Ortodoncia y poder llamarse a sí mismo “Ortodoncista”. Recalco: capacidad en cuanto a “conocimientos, habilidad y experiencia”. Para ser Ortodoncista en primer lugar se requiere la realización de la carrera de Odontología y posteriormente la realización de un Máster de Ortodoncia, cuya duración suele oscilar entre 3 y 5 años adicionales a la carrera de Odontología (es decir, un mínimo de 8 años de estudios en total), y se otorga un título, diploma, certificado (o como lo quieran llamar algunos) tras la realización de dicho Máster. España es actualmente uno de los pocos países de Europa en donde no está reconocida como tal la especialidad de Ortodoncia, solo Austria y España son los únicos países en los que aún no se ha reconocido la especialidad. Es decir, que en España un dentista general está capacitado “a efectos legales” (por decirlo así) para realizar tratamientos de Ortodoncia, esto es, pueden realizar los tratamientos ortodóncicos aunque no tengan ni la más remota idea de Ortodoncia… así de claro. Es lamentable, pero cierto. ¿Y esto qué acarrea? Tratamientos de Ortodoncia desastrosos y los consiguientes retratamientos. ¿Me excedí diciendo que solo los dentistas titulados en Ortodoncia tenemos los conocimientos necesarios para realizarlos?  Algunos dirán que sí me excedí, pero para mí personalmente solo deberían ser realizados por dentistas especializados en Ortodoncia, esa es mi opinión y la mantengo. Es por ello que los Ortodoncistas que sí hemos realizado el Máster de Ortodoncia llevamos años luchando para que finalmente se reconozca en nuestro país la Especialidad de Ortodoncia, luchamos por ese reconocimiento en primer lugar por la salud de nuestros pacientes y también para estar equiparados con la mayoría de los países de Europa donde sí está reconocida como tal. En el Reino Unido, por ejemplo, es impensable que un dentista general pueda desarrollar tratamientos de Ortodoncia sin estar en posesión de su título de especialista en Ortodoncia.

Por todo ello animo a los pacientes a que se informen bien antes de iniciar su tratamiento de Ortodoncia, a conocer la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) y AESOR (Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia). Mañana precisamente se celebra en Madrid la XXI Reunión Anual de AESOR y, por supuesto, no faltaremos. Incluso animo a los pacientes a que se informen de la situación de la Odontología en otros países, que conozcan de cerca los requisitos que se le exige en otros países a un dentista para poder ejercer ya no solo la Ortodoncia, sino también otras especialidades. Y que los pacientes exijan también eso aquí, porque mover dientes no es un “juego” y no lo puede hacer cualquiera. Se trata de SALUD.

Espero que esta vez haya quedado todo claro. Quiero finalizar esta entrada del blog dando las gracias a todos aquellos compañeros de profesión que opinan igual que yo, que me han apoyado totalmente y que luchan como yo por el reconocimiento urgente de la especialidad en España. Que nos mueva la pasión por nuestro trabajo y la salud de nuestros pacientes, y no otros intereses.

Muchas gracias a todos.